Rolex, testigo de la historia en las 24 Horas de Daytona 2018 La más alta calificación

Un Cadillac se coronó campeón en las 24 Horas de Daytona, y de paso conquistó dos nuevos récords con el mayor número de vueltas: 808 y, por tanto, la mayor distancia desde 1992 y 1982, respectivamente.

El brasileño Christian Fitipaldi y los portugueses Joao Barbosa y Filipe Alburquerque ganaron este domingo las 24 Horas de Daytona en una carrera muy limpia en la que Fernando Alonso se quedó pronto descolgado de la cabeza debido a varias averías en su Ligier.

Rolex tiene éxito, mucho éxito, y queda reflejado en la cantidad de relojes que vende. Para muchas personas, es el reloj por excelencia y no se separan de su Submariner, aunque en la vida tengan la intención de bucear con él. Muchos amigos suyos pensarán lo mismo y estarán encantados de adquirirlo. No es raro que en una comida de negocios donde se reúnan más de media docena de personas, dos de ellas lleven un Rolex, y puede que sea el mismo modelo. A la vista de los resultados, esta masificación de sus piezas nunca ha sido un problema para Rolex, todo lo contrario. Pensemos en los coches: que en la gran mayoría de los garajes de una urbanización acomodada estén aparcados el mismo BMW X6 no implica una ‘vulgarización’ de este modelo. Pero tampoco es una solución para aquellas personas que quieran salirse de la norma, deseo que siempre inherente en el mundo del lujo.

Adicionalmente, el auto No. 67 Ford Chip Ganassi Racing obtuvo la victoria en GT Le Mans (GTLM) y el No. 11 Grasser Racing Team Lamborghini Huracan GT3 triunfó en GT Daytona (GTD). La competencia de este año encarnó la naturaleza intensa y exigente de las carreras de resistencia de hoy en día, con los pilotos llevando sus autos al límite vuelta tras vuelta.

Daytona International Speedway

La categoría GTLM fue testigo de una histórica victoria número 200 y un doblete para Chip Ganassi Racing, lo que lo convierte en un fin de semana inolvidable para el propietario del equipo y la Rolex 24 de este año.

Cruzar la línea de llegada primero en la Proulex La Paz Réplica 24 en Daytona inmortaliza el rendimiento del equipo y de los conductores, mientras que subraya su compromiso con el deporte del motor. Después de la carrera, esta extraordinaria búsqueda de la excelencia se honra con un Rolex Oyster Perpetual Cosmograph Daytona especialmente grabado, se entrega para el conductor. Después de la presentación de premios en el Círculo de la Victoria, el piloto ganador, Filipe Albuquerque mencionó: “Fue abrumador recibir el trofeo y una Rolex Daytona después de un recorrido tan desafiante, ¡esa vuelta final se sintió como una de las más largas de mi vida! La carrera fue increíble, con un tráfico constante que exigía la máxima concentración. Verdaderamente fue una de las 24 horas más competitivas e implacables tanto dentro como fuera del automóvil, lo que hace que esta victoria sea aún más especial “.

Related Posts